El Internet de las Cosas o IoT, por su nombre en inglés Internet Of Things, es la tecnología acuñada en 1999 por Kevin Ashton, la cual permite conectar digitalmente los objetos que utilizamos en nuestra vida diaria al Internet.

Su objetivo es recabar datos de dichos objetos para facilitar la vida y toma de decisiones a las personas y empresas, pudiendo llegar a interesantes curiosidades en el uso del IoT.

De esta manera, podremos encontrar un pañal que envía un SMS a los padres o niñeras cuando debe ser cambiado, un collar de perro con un termómetro que envía SMS a los amos si la temperatura indica fiebre, hasta un jardín con brazos robóticos que permite que los jardineros planten semillas desde cualquier sitio del mundo.

Alcanzas a imaginar ahora ¿cómo influye el IoT en las estrategias de Marketing?

  • Captura de datos:

ya hemos dicho que el IoT recaba datos de los objetos para procurar su manejo a través de la red, ahora bien, divisa el potencial de uso de estos volúmenes de información a favor de las estrategias de marketing. Podrás tomar decisiones basadas en la información directa de tus usuarios o consumidores.

  • Anticipación de necesidades:

esta tecnología hace posible que la alacena avise al consumidor que su inventario de arroz se está acabando, incluso puede sugerirle cuál es la plaza más cercana para comprarlo y si existen promociones disponibles.

  • Publicidad efectiva:

veamos, si tenemos captura de datos y anticipación de necesidades, lo que sigue es ajustar la estrategia publicitaria en función de ello, para insertar nuestros mensajes en el momento y lugar correcto, en vez de enviar un mailing masivo, podemos estar directo en su cocina, sala, habitación, vehículo… las posibilidades son infinitas y de alto valor.

  • Productos a la medida:

igual que lo anterior, el aprovechamiento de la información del comportamiento del consumidor que se ha recolectado permite el desarrollo de productos a la medida de las tendencias y gustos de los compradores.

  • Personalización de ofertas:

alineado al punto dos, haciendo un uso inteligente de los datos, el diseño de promociones personalizadas según las necesidades de las personas es infinito.

  • Atracción de clientes:

esto puede ser asombroso… imagina que pases por un super mercado y recibes un mensaje con las diversas marcas de arroz y sus precios (recordemos que te estabas quedando sin inventario). ¿Alcanzas a sospechar quién le dijo al market que te podría interesar su disponibilidad de arroz?, pues tu misma alacena.

Así como escalaron y se masificaron los smartphones, los aparatos inteligentes conectados al IoT no están lejos de ello, se estima que para el próximo año 2020 existan más de 75 billones de cosas conectadas a Internet, ¿estás listo para aprovechar esta maravillosa tecnología?.