La necesidad de transformación está presente en las empresas alrededor del mundo, sin importar su tamaño. Los departamentos creativos se han invadido de herramientas digitales pensadas para otros enfocados al desarrollo tecnológico, pobremente adaptadas a las tareas de un equipo de marketing.

Con el auge de los espacios de coworking, y los perfiles profesionales de amplias habilidades, las unidades de trabajo se componen de un gran equipo con tareas dependientes direccionadas a un mismo propósito.

Frente a esta variable de cambio inminente, la forma de gestión de estos equipos se ha visto adaptadas a nuevas metodologías de trabajo con beneficios palpables.

En este caso, hablamos de metodologías ágiles implementadas en áreas de mercadeo y sus protagonistas. Estas interiorizan una estrategia enfocada al cliente, mejor llamada customer centric.

Metodologías ágiles 1

¿Qué gana marketing de las metodologías ágiles?

Cuando se piensa en marketing, existe una imagen poco moderna de creativos a cargo de las campañas, comunicaciones, publicidad y otros similares de la compañía.

El rol del equipo de mercadeo ha evolucionado junto a todos y su trabajo se encuentra ligado a: comportamientos de consumidor, investigaciones de mercado, recolección de datos, analíticas, plataformas digitales, psicología, desarrollo web y un sinfín de aspectos que solo pueden ser posibles gracias a plataformas tecnológicas,

todas estas enfocadas en crear y mantener una relación positiva con el cliente. Como hemos mencionado anteriormente, los equipos, así como su trabajo, se complementan para lograr dicha relación.

Las metodologías ágiles transforman el ambiente para hacer de este algo estable y productivo, se basan en crear:

Autonomía y poder de decisión, no solo la ilusión de  tenerla:

Los involucrados deciden cómo ejecutar las tareas, en que momento, y el tiempo de duración de cada una. El enfoque reside en brindar la potestad y confiar en las habilidades del equipo para mantener el ritmo de trabajo; priorizar según sus conocimientos en el proyecto, el cliente y qué desea alcanzar la empresa.

metodología ágiles 2
Metodologías ágiles 4

Objetivos creados pensando en el cliente

Las evaluaciones continuas están determinadas por factores previamente estipulados con el cliente, enfocadas en mejorar o aumentar su satisfacción.

De acuerdo con una encuesta realizada por la Scrum Alliance, organización enfocada en impulsar el método Scrum , el 46% de las empresas establece satisfacer las necesidades del cliente como una de sus prioridades.

Mejoras continuas del proyecto

Se establecen gracias a datos reales obtenidos dentro del tiempo de trabajo, estas pueden impactar lo suficiente para generar cambios en la dirección que lleva el proyecto.

Cuando se trabaja bajo metodologías ágiles los cambios son positivos, debido que ayudan a la creación de un producto listo para el mundo real.

Hay mucho que aprender, y poco que perder.

 


Metodologías ágiles 5

Tendencia no apta para todos

Los beneficios de implementar esta filosofía se encuentran en la superficie, y estas enfrentan a las organizaciones a la realidad.

Se piensa, de forma errónea, que el cambio estará reflejado en la implementación de nuevas herramientas tecnológicas, cuando en verdad éstas sólo cumplen un papel de soporte en el proceso.

María Teresa Arnal, CEO de Google México, comenta “Hay que tener una visión lo suficientemente amplia para poder idear sobre los rápidos cambios tecnológicos y cómo eso influye sobre la creatividad y la productividad”.

Hace hincapié al cambio real reflejado en la mentalidad del equipo y la forma en la que su gestión de trabajo evoluciona.

Es necesario comprender el propósito agile, donde nadie puede hacer el trabajo en solitario, el consumidor es lo más importante y resolver el problema no es visto como imposible.

Existen errores de comprensión sobre qué es y cómo debe ser implementada, y esto puede generar la sensación de algo llamado “falso agile”. Puede surgir cuando no se está preparado para enfrentar este cambio a nivel de pensamiento, cambiar objetivos o enfrentar los errores que forman parte de la metodología.

Algunas malinterpretaciones del estilo agile de trabajo:

  • En proyectos ágiles no se documenta

Se documenta, y a diario. Cada actividad realizada es compartida dentro de los integrantes responsables del equipo con la ayuda de herramientas digitales destinadas para ello.

  • Se debe respetar el proceso

Es cierto que existe una estructura básica en las que todos pueden comenzar a desarrollarse, pero cada equipo es responsable de establecer el trabajo de la forma que ellos crean sea más productiva. El proceso tomará una forma especial para cada equipo que lo implemente.

  • Solo es aplicable en equipos de desarrollo tecnológico

Para implementar una metodología agile dentro de un equipo de trabajo solo se necesita: conocimiento sobre el tema, ganas de evolucionar hacia una nueva forma de trabajar, compromiso ante la realización de tareas.

Tomar la decisión de evolucionar al Agile Marketing

Existe una razón muy sencilla, marketing no debe quedarse atrás. Al igual que el resto de los equipos, este departamento se ve afectado ante el constante cambio del mercado.

Estos ritmos en periodos tan cortos de tiempo, hacen imposible elaborar campañas que compitan con la realidad, a menos que, la misma sea conocida.

El marketing se siente atraído a la simplicidad del método, las entregas de tareas con rapidez y en menor tiempo.

“El mayor riesgo es no asumir ningún riesgo. En un mundo que cambia realmente rápido, la única estrategia en la que el fracaso está garantizado es no asumir riesgos”

Mark Zuckerberg

La adaptación al agile marketing aleja los estándares de “perfección” bajo los cuales marketing se ha desarrollado en el pasado y por los cuales siempre han sido conocidos.

No debe perder la oportunidad de evolución, estos son algunos de los atractivos de implementar el agile marketing:

  • Enfoque en el cliente en un 100%
  • Alineación con el resto del equipo, sin secretos. Esto abre el campo de conocimiento del equipo de marketing.
  • Están acostumbrados a los cambios de último minuto, una variable presente en agile.
  • La comunicación es primordial

Como conclusión, el agile marketing está tomando protagonismo en la creación de nuevos equipos potentes en empresas con vista al futuro. Se diferencia del proceso de marketing convencional al eliminar elementos como: la prueba en usuarios, un gran lanzamiento y una medición luego de un largo periodo de implementación.

Los procesos burocráticos de gestión ven sus fallas a diario y es aquí donde se encuentra la ventaja. Te invitamos a conocer más allá con el proceso GoToDigital de gestión de proyectos.